El "Comellar del Espinós" - Jordi Brú
16172
post-template-default,single,single-post,postid-16172,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El “Comellar del Espinós”

El “Comellar del Espinós”

Hemos cerrado el círculo. El pasado domingo 13 de mayo fuimos a Montsant a colocar los postes indicadores de un antiguo camino de esta montaña emblemática prioratina. Así finalizaba el proyecto del “Calendario Solidario” que empezamos de manera totalmente altruista, donde se han destinado todos los beneficios a mejorar el entorno donde vivimos. En este caso se optó por la recuperación y la señalización del camino del “Comellar del Espinós”, un camino histórico existente en la zona de Montsant. Obviamente esta actuación contaba con el visto bueno de los gestores del Parque Natural de la Sierra de Montsant, dado que nos encontramos en un espacio natural protegido.

Son las 8 de la mañana, y nos encontramos en las instalaciones del Reus Deportivo, donde los miembros de su Sección Excursionista (la SERD) están ya cargando los materiales. Una vez está todo a los coches, nos desplazamos hacia la Morera de Montsant, el lugar a partir del cual accederemos a Montsant. Un frío inesperado nos recibe a seis grados, y el viento hace bajar la sensación térmica a cero! Pero la convocatoria ha sido un éxito y somos un buen grupo de gente dispuesta a trabajar.

Empezamos a subir. Lo más pesado de todo son los palos, de acero inoxidable y de unos tres metros de altura, los cuales atamos con unas cintas en el cuerpo entre dos personas y nos iremos “alternando” para su traslado. El resto: picos, azadas, paleta, gaveta, maceta, escarpa … nos lo vamos repartiendo. Enfilamos hacia el de la Grallera y, a la altura del “Rey y la Reina”, nos desviamos hacia el grado de la Espinós. Aquí encontraremos uno de los lugares difíciles donde nos tendremos que pasar los palos unos a otros, para poder trepar estas piedras.

Una vez finalizada la instalación de este primer palo, recogemos los utensilios y continuamos hacia el inicio del Comellar del Espinós, situado en lo alto de la Sierra Mayor. Un vaguada podríamos decir que es un barranco de poca entidad, con cierta anchura y bastante llano, que nos permite ir caminar de manera muy cómodo e ir ganando altura. Llegados arriba la tarea es la misma que antes: hacer agujero, poner piedras y cemento. Aquí pero la cosa no es tan fácil … Si ha subido a Montsant sabréis que arriba hay mucha piedra y, hacer un agujero aquí, no es una tarea fácil. Maceta y escarpa se vuelven pues imprescindibles. Mientras tanto también hay que poner los distintivos de la SERD y el código QR, una propuesta pionera en el excursionismo catalán (en colaboración con la Federación de Entidades Excursionistas de Cataluña) para ayudar a orientarnos con la ayuda de un teléfono móvil donde su lectura nos conducirá a una página web con información del sitio.

El viento y el frío están presentes en lo alto de la Sierra Mayor y nos acompañarán hasta nuestro último punto: el poste indicador del grado de la Grallera, donde tendremos que adaptarlo para añadirle una indicación nueva. La escalera plegable que nos ha acompañado durante todo el recorrido ahora se vuelve imprescindible para poder hacer el trabajo. El Lluís se suba para hacer un trabajo de precisión con la radial, aunque el viento no lo pone nada fácil. Ahora sí! Ya podemos dar por terminado el trabajo, sólo nos queda volver a la Morera por la Grallera, con la satisfacción de haber cumplido los objetivos.

Como decía al principio, cerramos el círculo. Todos los que lo adquirió el Calendario Solidario, sois parte de un fragmento de estas señalizaciones que hemos colocado en Montsant. Gracias a todos y todas lo que habéis participado adquiriendo el calendario, han hecho posible la recuperación de un camino histórico en desuso y su señalización de manera permanente. Cuando vaya a Montsant, ya tenemos otro sitio con el fin de acceder a lo alto de la Sierra Mayor, de una manera fácil.

Y gracias también a todas las librerías y puntos de venta que habéis participado, sin vosotros no hubiera sido posible.

Y por último sólo puedo mostrar mi máxima gratitud y admiración a los compañeros de la Sección Excursionista del Reus Deportiu por haber confiado con esta idea particular de un apasionado de la naturaleza y del territorio.

 

No Comments

Post A Comment